Los complejos homeopáticos son combinaciones de sustancias con poder medicamentoso o sea curativo. Su origen es natural procediendo de los tres reinos de la naturaleza: vegetal, mineral y animal.

Luego de un largo procedimiento de preparación de las sustancias llegamos al medicamento homeopático. Contando con más de 200 años de experimentación y casuística científica podemos decir cuáles de esas sustancias son apropiadas para tratar las diferentes disfunciones orgánicas.

Hoy contamos con complejos para tratar diferentes enfermedades como alergias, asma, bronquitis, cálculos o litiasis biliar y renal, disfunciones digestivas, gastritis, reuma, artrosis, úlceras varicosas, diabetes, cefaleas, cataratas, obesidad y cistitis.

Se obtiene la mejora o la cura de estas dolencias. Son compatibles y complementarios con otros tratamientos.

Consulte a su médico para lograr una mejor calidad de vida.